Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

El contador que fue a parar al Infierno

Compártelo en:

 

Es bien sabido por todo el mundo, que los contadores siempre van al cielo, esto es debido por su gran integridad y honestidad.

Sin embargo San Pedro en estas fechas siempre estaba muy cargado de trabajo lo cual habría provocado una desorganización tremenda y no logro encontrar el nombre de este contador en la maraña de papeles, por lo que le dijo: Lo lamento, no estas en listas, iras al infierno.

Y asi fue la manera en que fue a parara las puertas del infierno, donde nunca había llegado un Contador.

contador-en-el-infierno

Inmediatamente le abrieron las puertas y le dieron albergue.

Casi inmediatamente el Contador se dio cuenta de las miserias que imperaba en el infierno y se dio a la tarea de mejorarlas con sus conocimientos terrenales.

Con el transcurrir del tiempo ya había puesto en marcha la sistematización de un organigrama productivo que permitía el ahorro en calefacción y el monitoreo de las cenizas inclusivamente tenían aire acondicionado y escaleras eléctricas, wifi junto un sistema anti-incendios y un programa de mantenimiento, etc., etc., etc.

El contador como en todos lados se había echo una excelente reputación y era muy querido por todos.

 

Un día Dios llamo al celular del Diablo con un particular tono de sospecha le pregunto: ¿Y, como esta todo por allá en el infierno?
A lo que le contesto el diablo con un gran gusto ¡¡Estamos excelente!! Con decirte que la contamos con ISO 9001, productividad absoluta, sistematización de un organigrama productivo, aire acondicionado, escaleras eléctricas, Wifi, sistema anti-incendios, termostatos digitales, etc. y sobretodo lo mas importante es que cuando tengo un problema, por mas pequeño que sea, inclusivemente sin importar del tipo que sea (no importa ni la hora ni el día), El siempre esta para ocuparse y resolverlo con la mejor cara. Con decirte siempre lo hago culpable de mis errores, y el tipo siempre ahí mostrándome su mejor cara listo para darme un consejo. Y no se queja si le pago mal o tarde, Siempre me sorprende ese Contador!.

¿Qué?, ¡¡¿que.. QUE?!!. ¿Tienes un CONTADOR en el infierno?
Eso es un error imperdonable, que jamas debió haber sucedido.
Hasta tu sabes que los contadores siempre van al cielo, ¡Así que me lo mandas inmediatamente al cielo!.

¡Ni loco lo haría!. Me gusta la eficiencia del tener un contador en la empresa… y me lo voy a quedar para siempre.

-Mándamelo o TE DEMANDARE!!…’.

Y el Diablo, con los ojos envueltos en lagrimas por la tremenda carcajada que soltó, le respondió a Dios: Ah Si??, y solo por curiosidad.. ¿DE DONDE CREES QUE VAS A SACAR UN ABOGADO?, si todos sabemos que los abogados llegan directo al infierno…

Comparte